Menopausia: muchos mitos, infinitos contras y ventajas ocultas

«Prepárate para lo peor,

espera lo mejor

y acepta lo que venga»

Hannah Arendt (1906-1975), filósofa, maestra y periodista

En mis clases de Pilates en la isla de Ibiza Guille siempre se pone cerca de la puerta, el lugar más fresco de la sala… Mónica enciende el aire acondicionado nada más pasar por la puerta… Mari Carmen sufre de vértigos y los ejercicios de equilibrio son para ella más que un reto un castigo…
Quizá te identifiques con alguna de ellas o con María, que en las clases de Yoga no puede hacer posturas que impliquen el apoyo sobre las manos porque le duelen las muñecas.
Seguramente ya has oído hablar de los ejercicios Hipopresivos y quizá temes que hacer apneas y retener la respiración aumente tu sensación de calor y sofoco. Esto pensaba MariCruz, que ha empezado a sufrir pérdidas de orina al toser y estornudar.

Mi amiga Ana ha corrido su primera media maratón con 50 años y me insiste en que nosotras no somos conscientes de la importancia del ejercicio durante la menopausia. Así que me he puesto a investigar y me he quedado perpleja. En primer lugar, me asombra la poca información disponible sobre actividades físicas específicas para la menopausia. Hay una inquietante escasez de pautas concretas de ejercicios para una etapa de cambio vital inherente a la naturaleza de ser mujer.

Está claro que la actividad física reduce el riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardíacas y/o cáncer. También alivia el dolor que produce la artritis, favorece el sistema inmune, aumenta la confianza en una misma y la autoestima. Además, te ayuda a dormir mejor y sentirte más enérgica y relajada.

¿Sabes cómo beneficiarte de la menopausia?

Ahora bien, lo que me ha sorprendido aún más es no encontrar aspectos positivos relacionados con la menopausia. Al parecer todos son contras detrás de un término aparentemente neutro: menopausia procede del griego mens, que significa “mensualmente” y pausi, que significa “cese”.

Aún son pocas las voces que se han alzado como la Dra. Notrhup y su libro La sabiduría de la menopausia.

Esta ginecóloga es una firme defensora de una medicina holística que abarca cuerpo y mente. Según sus palabras, «mi experiencia personal, compartida con millones de mujeres, me dice que el levantamiento perimenopáusico del velo hormonal –el ciclo mensual de hormonas reproductivas que tiende a mantenernos enfocadas en las necesidades y sentimientos de los demás-, puede ser a la vez liberador y perturbador. La tasa de separación matrimonial, divorcio y cambio vocacional en la mediana edad nos confirma ésto. Yo, por mi parte, siempre me había imaginado casada toda la vida con el mismo hombre, envejeciendo juntos. Este ideal había sido uno de mis sueños más preciados. En la mitad de mi vida, como muchas otras mujeres, tuve que renunciar a mis fantasías de lo que pensé que sería mi vida. Tuve que abordar de frente el viejo dicho acerca de lo difícil que es perder lo que nunca realmente tuviste. Significa renunciar a todas tus ilusiones y es muy difícil. Pero, para mí, el problema era más grande que dónde y con quién quería envejecer. Era una advertencia que venía de lo más profundo de mi espíritu que me decía: «Crecer… o morir”. Esas eran mis opciones. Yo elegí crecer».

Leyendas urbanas sobre la menopausia

Lo que por el momento abundan y sobran son los aspectos negativos relacionados con la menopausia, muchos de estos mitos están tan asumidos que configuran un panorama desolador muy cuestionable. Éstos son algunos:

  • La menopausia es una enfermedad. En absoluto: es una etapa más de la vida, de cambio y, por supuesto, nunca una patología.
  • Es necesario un aporte extra de estrógenos. No necesariamente: algunas glándulas adrenales, el cerebro y el tejido adiposo continúan produciendo estrógeno.
  • Son habituales la depresión y la ansiedad. La causa no es la menopausia sino sino cómo vive la mujer esta etapa.
  • La menopausia provoca sofocos. No les sucede a todas las mujeres.
  • Disminuye el apetito sexual. Con la menopausia finaliza la etapa reproductiva pero ésto nada tiene que ver con la posibilidad o el deseo de mantener relaciones sexuales. Puede aparecer una disminución de la libido sexual y sequedad vaginal, pero existe tratamiento para ambas cosas.

Yoga e Hipopresivos para la Menopausia

En Ibiza estamos preparando un taller para practicar Yoga y ejercicios Hipopresivos enfocándonos en los difernetes cambios que se experimentan durante la menopausia. Si quieres conocer más detalles y te interesa participar puedes reservar tu plaza por mail (hola@daya.me) o wasup (Daya: 635 63 44 66).

Entradas relacionadas

[postlist id=11763]

Escribe un comentario