La niña de mis sueños

«Es feliz el que soñando muere. Desgraciado el que muere sin soñar».
(Rosalía de Castro)

www.anaghernando.com

www.anaghernando.com

Calcuta es un laberinto de callejuelas en las que se mezclan sin pudor los aromas de las especias e inciensos… Aunque es el olor putrefacto a orines y excrementos el que se alza victorioso sobre una humedad infinita y pegajosa. En las aceras se apilan personas famélicas, con huesos tan visibles y expuestos como los andamios de sus infraviviendas….

Una niña de rasgos hindúes corre cada mañana al templo de Kaligat. Allí asiste al sacrificio diario de cabras y gallinas en honor de la diosa madre Kali, esposa de Shiva. Durante la ceremonia la niña pierde la noción de su cuerpo hasta sentir que ella es la misma cabra a la que están degollando… Siente y huele su sangre caliente y densa que escapa de su pequeño cuerpo.

Robin soñaba recurrentemente con esa niña de Calcula. Víctor, su terapeuta desde hacía un año, mostraba mucho interés por los mensajes del inconsciente que trasportan los sueños. Esta vez Víctor puso frente a Robin un par de cojines y sillas; le pidió que recreara el escenario de sus sueños y que asignara a cada un objeto un papel o rol, por ejemplo, la niña de sus sueños, el templo de Kaligat, las varillas de incienso…

– Respira con el abdomen -le invitó Víctor-. Cuando lo sientas abre los ojos y dime qué ves.

– Caos. Todo parece estar desordenado. Es como si fuera un puzzle en el que parece imposible que lleguen a encajar todas las piezas…

Víctor invitó a Robin a entrar en aquel escenario, en su propio sueño… Cerró los ojos y al abrirlos se acercó sin dudar a la niña de sus sueños.

– Me está mostrando heridas en sus brazos y en el cuello… Me ofrece su sangre para ser perdonada…

Víctor observaba como Robin se quitaba y apretaba con fuerza al mismo tiempo un pañuelo que llevaba en el cuello. Sintió que podían avanzar un poco más y profundizar en el vínculo de Robin con la niña.

– ¿Por qué pide ser perdonada? ¿Qué ha hecho?

– Vivir… Siento que tengo que pedir perdón por vivir… O por no saber vivir… Siento que la misión de esa niña es salvar los pecados de otros, de toda la humanidad, y para ello se transforma en una cabra cuyo destino es ser sacrificada.

Víctor le propuso que esa misma noche, antes de dormir, intentará conectar con la niña.

-Dile que vas a acompañarla hasta el templo de Kaligat, que estarás a su lado, que pase lo que pase no la dejarás…

Le sugirió que tuviera cerca algún objeto o ropa que le recordara a esa niña o Calcuta… Robin recordó que su amiga Anabel había estado en la India en un retiro de Yoga con su profesora Cecilia. Le había traído una campana con forma de cascabel gigante. Le explicó que las utilizan los rickshaws, los hombres descalzos que corren por las calles de Calcuta trasladando a gente con un carrito del que tiran con sus manos.

En la siguiente sesión de terapia Robin relató cómo en sus últimos sueños la niña le había llevado ante la presencia de Kali, una gran diosa que había creado de su propio sudor a dos hombres, los thugs, para ayudarla a derrotar a los demonios. La diosa les regaló un pañuelo a cada uno de ellos para estrangular a los demonios; así los matarían sin verter sangre y evitarían el nacimiento de nuevos seres malignos.

Kali se mostraba ante Robin y la niña totalmente desnuda, con el cabello enmarañado y suelto, de color negro. Dos cadáveres como pendientes y un collar de calaveras. Ambas sintieron que Kali era su madre, la gran madre tiempo, la diosa oscura, el principio y el fin de todo.

Habla Ella, La Gran Madre

Escúchame hija, y conóceme por quien yo Soy.
He estado contigo desde que naciste,
y permaneceré contigo hasta que retornes a Mi en la oscuridad final.
Soy la amante apasionada y seductora que inspira al poeta a soñar.
Soy quién te llama al final de tu viaje.
Soy quien está al final de tu día,
en donde todos mis niños encuentran mi bendición descansando en mi abrazo.
Soy la matriz de la cual nacen todas las cosas.
Soy la tumba vaga e inmóvil; todas las cosas deben venir a mí,
desnudar su pecho para morir y luego renacer a la totalidad.
Soy la hechicera que no será gobernada,
la Tejedora del Tiempo,
la Reveladora de Misterios.
Soy Quién desgarra las gargantas del cruel y bebe la sangre del despiadado.

¡Traga tu miedo y ven a Mí!, y descubrirás la verdadera Belleza, Fuerza y Coraje.
Soy la furia que rasga la carne de la injusticia.
Soy la fragua resplandeciente que transforma a tus demonios internos en herramientas de poder.
¡Abre tu interior a Mi abrazo!
y hazte parte de la Luz que está en la Oscuridad.
Soy la espada reluciente que te protege contra el daño.
Soy el Crisol en el cual todos los aspectos de Ti convergen en un Arco Iris de unión.
Soy el terciopelo profundo del cielo nocturno,
los remolinos de niebla de la medianoche,
cubiertas en misterio.
Soy la crisálida en la cual harás frente al que te aterrorice y de la cuál florecerás vibrante y renovada.
Búscame en la encrucijada de la vida y de la muerte,
y te transformarás, para que una vez que mires sobre mi cara,
mires allí donde ya no hay retorno.
Soy el caldero en la cual todos los opuestos crecen para conocerse unos a otros en la verdad.
Soy la gran red que conecta todas las cosas.
Soy la sanadora de todas las heridas,
la Madre del guerrero que endereza todos los males en su debido Tiempo.
Soy la que hace fuerte al débil.
La que humilla al arrogante.
La que se levanta por encima del poder opresor.
Soy justicia.
Soy misericordia.
Soy el extremo, y soy también el principio.
Lo más importante, mi niña, Soy Tú.
Soy parte de Ti, y Estoy dentro de Ti.
Búscame dentro y fuera, y serás siempre fuerte.
Conóceme.
Aventúrate en la oscuridad de modo que puedas despertar para balancear, la iluminación y la integridad.
Lleva mi amor contigo por todas partes y encontrarás dentro la energía de ser quién Tú deseas. Gran Madre Kali (Los Vedas)

Práctica de Yoga y Eneagrama: qué asanas son más recomendables para cada eneatipo

El Eneagrama nos muestra 9 eneatipos, es decir, 9 tipos de personalidad (egocarácter) que a partir de un «pasión» dominante han desarrollado diferentes «aramaduras» o corazas corporales con bloqueos musculares muy característicos que les desconectan de su presencia esencial.

El Yoga, por su parte, nos ofrece las herramientas que aflojan los «nudos» de una «armadura» que bloquea la esencia (virtud) de cada eneatipo.

La práctica de Yoga y Eneagrama (no es necesario que tengas experiencia previa en Yoga pero sí es imprescindible que conozcas tu eneatipo o lo intuyas) incluye:

  • Manual descriptivo de tu eneatipo: carácter y morfología.
  • Manual de las posturas de Yoga recomendadas para tu eneatipo.
  • Video para tu práctica de Yoga.
  • Música para inspirarte a ti y a tu práctica.
  • Contenidos extra…

Para conocer más detalles sobre cómo empezar tu Práctica de Yoga y Eneagrama  accede a este canal de Telegram; completa y reenvía el CUESTIONARIO.

Si quieres saber más sobre las conexiones entre el Yoga y el Eneagrama te invito a leer este artículo Práctica de Yoga y Eneagrama.

También puedes leer más sobre los obstáculos de la práctica del Yoga y su correlación con las pasiones de los eneatipos en esta entrada.

Y si quieres practicar asanas según cada eneatipo te invito a leer esta entrada.

Además, si te suscribes a mi web www.daya.me recibirás gratis un ebook sobre el diafragma, con más ejercicios para su relajación.

*Si quieres saber cómo las defensas del egocaracterial se manifiestan en la estructura corporal y, más en concreto, en el diafragma te invito a leer esta entrada.

*Si quieres conocer los mudras de la  triada mental (enatipos 5, 6 y 7) te invito a leer esta entrada.
*Para los mudras de la  triada visceral (eneatipos 8, 9 y 1) te invito a leer esta entrada.

*Para los mudras de la  triada emocional (eneatipos 2, 3 y 4) te invito a leer esta entrada.

Entradas relacionadas

[postlist id=11763]
Posts recomendados
Comentarios
  • Maria
    Responder

    Inspirador, curative, me ha encanta do esta lectura trasportadora Daya, la leere una y otra vez, gracias. ?

Escribe un comentario